Según los últimos estudios realizados por la Clínica Oftalmológica Coro, aproximadamente el 25% de las personas con graduación no son aptos para una intervención de cirugía refractiva.

Con el empleo de las técnicas con láser aplicadas a la miopía, hipermetropía y astigmatismo, se puede poner fin al uso de gafas o lentes de contacto mediante sencillas intervenciones.