Cuando tenemos un problema refractivo (Miopía, hipermetropía y/o Astigmatismo) y decidimos prescindir de las gafas o de las lentillas, la solución más rápida y sencilla para la mayoría de pacientes es la cirugía Lasik.

El periodo postoperatorio de la cirugía Lasik es prácticamente igual de fundamental que la propia cirugía en sí. Aunque la cirugía Lasik se considera una intervención sencilla si se necesitan determinados cuidados y atenciones. Este periodo postoperatorio es breve y cómodo y de ello tiene mucha culpa los medicamentos que el oftalmólogo le pautara (antibiótico y antinflamatorio) y que tendrá que ponerse durante los días siguientes a la cirugía.

El oftalmólogo junto con el equipo de especialistas le facilitara el tratamiento a seguir y ciertos consejos que el paciente deberá tener presente a la hora de seguir los hábitos diarios, como lavarse la manos antes de aplicarse los colirios o no restregarse los ojos y así conseguir que los resultados obtenidos sean los deseados. El seguimiento de estos consejos puede evitar complicaciones y posibles infecciones.

Muchos pacientes se preguntan cómo es el postoperatorio de la cirugía Lasik, si es fácil o complicado, si pueden hacer deporte o no… a continuación vamos a detallar cuales son los consejos y precauciones que se deben tener una vez realizada la intervención.

Inmediatamente después de la cirugía Lasik

Nada más salir del quirófano permanecerá en una sala de adaptación al medio, la visión será algo borrosa, ira mejorando notablemente a lo largo de las horas hasta que los ojos alcancen la visión adecuada. No debemos perder la paciencia y deberemos tomarnos nuestro tiempo para recuperarnos adecuada y completamente. Hay que tener en cuenta de que cada ojo evoluciona de manera diferente.

Antes de que se vaya a casa el Doctor comprobará el estado de sus ojos, comprobara la buena posición del Flap y la ausencia de alteraciones. Confirmara que el paciente se encuentra estable y que la intervención se ha realizado dentro de los parámetros previstos. Les entregaran por escrito las indicaciones para ponerse los fármacos en casa. El no cumplimiento del tratamiento, puede modificar las expectativas del resultado, por lo que sea riguroso en la administración de las gotas.

Cirugía Lasik: Al llegar a casa

En su casa debe tener tranquilidad y si le apetece puede dormir algo para recuperarse de la intervención despertándose para ponerse las gotas, después de dormir sus sensaciones serán mucho mejores.

Es normal que si te has operado de cirugía láser por la mañana tu visión haya mejorado mucho a lo largo de la tarde y por la noche, dependiendo de la cantidad de graduación que tuvieras. Por la noche solo será necesario levantarse una vez para aplicarse los colirios.

Cirugía Lasik: al día siguiente de la cirugía

Al día siguiente de la cirugía Lasik el oftalmólogo evaluará los resultados y comprobaremos la agudeza visual. En la revisión se harán las indicaciones adecuadas, respecto a la recuperación de su actividad normal y el tratamiento farmacológico.

Si la evolución es correcta, el paciente podrá realizar sin problemas sus actividades diarias, tanto laborales como cotidianas, teniendo en cuenta siempre que no debemos hacer esfuerzos físicos, ya que por motivo de cicatrización no es conveniente desarrollar actividades en entornos que produzcan peligro para su recuperación: polvo, detritus, salpicaduras, posibilidad de erosiones, rozaduras, golpes, etc., cambios bruscos de intensidad lumínica (debe llevar gafas de sol) así como no practicar deportes de contacto durante un periodo preventivo de un mes.

Consejos y precauciones para después de la cirugía Lasik:

  • Ponga los colirios con cuidado, tirando de la mejilla, nunca de los párpados. Si cree que no ha entrado una gota, póngase otra, no hay problema.
  • No se toque los ojos, ni los seque, ni los limpie, hasta nueva orden.
  • Dúchese mañana de cuello para abajo.
  • Use las gafas de sol en la calle, en casa y para dormir, los primeros días, para no tocarse los ojos durante el sueño o darse en ellos.
  • Descanse el primer día al máximo: dormir,  no hacer esfuerzos visuales, etc.
  • Si tiene molestias o dolor de cabeza que no se va solo, tome un analgésico que no sea aspirina.
  • No conducir hasta nueva orden.
  • No permanecer en ambientes cargados.
  • No se deben aplicar maquillajes en los ojos hasta pasadas 2 semanas, debido a que para eliminar la pintura es necesario frotar los ojos.
  • No debe frotarse nunca los ojos operados. Si lagrimea, séquese con una gasa estéril lejos del ojo, sobre la mejilla. Evite los golpes sobre el ojo y movimientos bruscos.
  • Pasadas unas semanas podrá bañarse en la piscina o en el mar.
  • Puede hacer deporte en los que no hay contacto (gimnasia, carrera…) una vez transcurrida una semana de la cirugía. Si practica deportes de contacto o natación utilice gafas protectoras.

Curiosidades de la cirugía Lasik

Ha sido intervenido mediante cirugía refractiva láser Lasik. Aquí le comentamos algunas de las curiosidades, que son normales y pueden suceder durante algún tiempo:

Es normal:

  • Es normal que al principio pueda tener cierta neblina en la visión, algo así como mirar a través de un cristal empañado.
  • Lo primero que puede notar son fluctuaciones de la visión durante el periodo postoperatorio. Unos días verá mejor y otros peor, incluso dentro del mismo día: por la mañana se verá peor, a lo largo del día se mejorará y por la tarde-noche, empeorará.
  • Es normal que, al principio, se vea peor en los interiores que al aire libre.
  • Es normal que de noche las farolas, faros, carteles luminosos, etc., se vean más grandes de lo normal, con reflejos o destellos.
  • Es normal que unos días un ojo vea mejor y otros días, el otro. Los dos ojos pueden evolucionar desemparejados.
  • La visión en cerca se mostrará descoordinada, será más difícil cuadrar durante tiempo prolongado la vista a una distancia determinada (lectura, ordenador, etc.). Poco a poco, día a día, costará menos, haciéndose más fácil. Si ya tiene vista cansada, en poco tiempo podrá adaptarse unas gafas nuevas.
  • El uso de su visión no condiciona el resultado de la intervención, es decir: si se encuentra con ganas y en condiciones de leer, ver televisión, usar el ordenador, etc., hágalo, quizás al principio aguante menos tiempo, pero poco a poco irá mejorando. Aun así es recomendable los primeros días tomárselo todo con tranquilidad, porque el empleo de la visión en cerca hace que parpadeemos menos y esto puede producir mayor sequedad ocular. También le puede doler la cabeza o tener pesadez de ojos.
  • Hay que parpadear más y al principio puede producir cansancio en los ojos, una especie de agujetas y sensación de que los párpados se “cargan” más al final del día.
  • Por esta intervención se puede tener sensación de arenilla, picor, escozor, roce, pero irá disminuyendo con el paso de los días y el uso de los fármacos.
  • Acostúmbrese y sea precavido: no debe frotarse los ojos. Evite cualquier actividad que pueda producirle un golpe, sobre todo dentro de los primeros meses.
  • Durante la primera semana mucho cuidado con los deportes (pregúntenos en concreto) y no se bañe en la piscina o en el mar (a partir de ahí con protección adecuada). Cuidado con los lugares con polución o humo. No se maquille los ojos, no se exponga al sol sin protección de gafas solares.

No es normal:

  • Tener sensación de dolor intenso en los ojos: como si palpitasen, tirasen de ellos, o estuviesen clavando algo…
  • Enrojecimiento súbito y muy llamativo de los ojos.
  • Disminución anormal y en poco tiempo de la visión.

Todo tipo de síntomas y sensaciones detallados anteriormente se deben comentar al equipo médico en las revisiones periódicas que tendrá que realizar después de la cirugía, ellos les darán las indicaciones precisas para corregir cualquiera de estos problemas.