La Biometría Qué es y para que se utiliza.

En Clínica Coro creemos que los estudios preoperatorios y pruebas complementarias que se les hacen a los pacientes son esenciales para alcanzar unos resultados óptimos a la hora de realizar cualquier cirugía ocular. Las medidas tienen que ser perfectas y en el caso de la cirugía de cataratas o de cristalino transparente el cálculo de la potencia de las lentes intraoculares (Biometría) cobra una mayor importancia por la complejidad. Esto hará que el resultado postoperatorio sea el esperado y el paciente quede completamente satisfecho.

¿Qué es la Biometría?

La Biometría es un examen diagnóstico que nos va a permitir tomar diferentes mediciones para obtener datos sobre el tamaño, características, parámetros, longitud axial (AXL), cámara anterior (ACD), radios de curvatura… del globo ocular y de la córnea, y así poder conocer la potencia y el tipo de lente intraocular que se va a implantar en una cirugía de cataratas o de vista cansada.

También ayuda al cálculo de las lentes de cámara anterior (ICL) en la cirugía refractiva de altas miopías, midiendo si el espacio donde se va a colocar dicha lente es el requerido.

Como se prepara y realiza la prueba

La preparación para hacer la Biometría es muy sencilla, basta con el no uso de lentillas durante al menos una semana antes de la realización de la prueba o en casos particulares según indicaciones del especialista.

Tipos de Biómetro: de contacto o ultrasónico y óptico (IOL Master)

Con la biometría óptica, o interferometría de coherencia parcial, es todo más sencillo e indoloro y no hay ningún contacto con el ojo del paciente, ya que se basa en el comportamiento de la luz al atravesar las diferentes superficies oculares. De esta forma se evitan riesgos y posibles complicaciones. El paciente debe fijar su mirada en una luz testigo para poder realizar una serie de fotos, y seguir las indicaciones del profesional ya que se toman las medidas en diferentes pasos y el punto de fijación puede variar de posición. Generalmente este sistema es el más usado y no suele durar más de cinco minutos.

La biometría de contacto o biometría ultrasónica se utiliza en aquellos pacientes que presenten opacidades densas y en los que no se pueda realizar la medida con el Biómetro óptico. En este caso es necesario instilar un colirio anestésico para realizar la prueba ya que el cabezal del instrumento debe tocar ligeramente la córnea. De esta forma el paciente no nota absolutamente nada.

Ambos sistemas son muy exactos y no se requiere dilatación de pupila en ninguno de los dos casos. Y son imprescindibles para el cálculo de las lentes intraoculares, tal y como hemos dicho, en las cirugías de cataratas y de cristalino transparente o vista cansada.

Entre los parámetros que se obtienen tras la realización de la prueba están: la queratometría (curvatura corneal), el tamaño de cámara anterior (distancia entre la córnea y el cristalino), la medida de blanco-blanco (diámetro corneal) y la longitud axial del globo ocular (longitud total del ojo).

A partir de los resultados obtenidos en ambas pruebas, se seleccionará la fórmula correcta para hacer el cálculo de la potencia de la lente a implantar y que el resultado final de la refracción posterior sea el esperado.

Esta prueba totalmente objetiva es de suma importancia en personas a las que se les va a intervenir de cataratas o cirugía con cristalino transparente y vista cansada con implantación de lente intraocular, para que la agudeza visual final sea óptima, lo que hará que el paciente está plenamente satisfecho después de su cirugía y pueda prescindir de gafas la mayor parte de las veces, sobre todo en el caso de colocar una lente trifocal.