Mantenimiento Salud Visual

El sistema visual cuando enfoca de cerca está sometido al máximo esfuerzo por lo que es aconsejable cumplir una serie de normas para su mayor eficacia y que no sufra adaptaciones anómalas como puede ser la miopía funcional.

 

Normas generales para tu salud visual

 

> Postura eficaz y confortable

 

– La distancia de trabajo mínima debe ser aproximadamente de unos 40 cm.

– Los codos en ángulo recto y los brazos apoyados sobre el plano de trabajo.

– Espalda y cabeza rectas. Rodillas formando un ángulo de 90°.

– Pies planos sobre el suelo o un reposapiés.

 

> Higiene ambiental

 

– La iluminación ideal es la que proporciona la luz natural, de una forma indirecta si la intensidad solar fuera muy fuerte para evitar posibles deslumbramientos.

– Si no hubiera luz natural suficiente, necesitaremos una iluminación general, uniforme que no origine sombras marcadas en el plano de trabajo y una iluminación directa de 60 a 1oo W. colocada a la izquierda/derecha de manera que nuestras manos no hagan sombras y en dirección de atrás hacia delante para evitar molestias en los ojos.

– La mesa deberá tener una inclinación de unos 20° para la lectura y de unos 15° para la escritura, respecto a la horizontal, en caso de no poder inclinar la mesa colocar un atril.

– Evitar las superficies brillantes que provocarían reflejos, intentando trabajar en superficies claras.

– Utilizar un asiento con apoyo lumbar. No sentarse en la parte delantera de la silla, utilizar toda la silla. La altura del asiento en relación con la de la mesa debe estar equilibrada de manera que permita tener los brazos apoyados con el ángulo adecuado.

Postura eficaz y confortable

> Normas básicas de relajación ocular

 

– Es conveniente levantar los ojos del libro cada media hora fijándonos en algún objeto lejano durante un par de minutos.

– Cada vez que el sujeto note cansancio o molestias oculares es necesario que se salpique ocho o nueve veces los ojos con agua fría, manteniéndolos cerrados y posteriormente, se los debe tapar con las palmas de las manos cruzadas, sin presionar los párpados, hasta conseguir ver la oscuridad completa.