Me pican los ojos tengo alergia o sequedad ocular

¿Cómo se puede distinguir entre los síntomas del ojo seco y los de la alergia ocular?

¿Cuáles son las diferencias más remarcables entre ambas patologías?

Podemos decir sobre el ojo seco que provoca que el síntoma más habitual es la sensación de quemazón y escozor.

Normalmente notamos un cierto alivio al cerrar los ojos y según va avanzando el día empeoran los síntomas, esto es debido a que los ambientes son generalmente secos, con el uso continuado de calefacciones o aires acondicionados esta condición se agrava.

El ojo seco se asocia a la edad también, dado que debido a factores hormonales influyen en la formación de la película lagrimal, y afecta más a mujeres en edad menopaúsica y premanopausica.

No es una patología grave pero es verdad que es una de las primeras causas de visita a la consulta del oftalmólogo, por la sensación de “arena” que siente el paciente que resulta realmente molesta.

Los tratamientos actuales para el ojo seco son las lágrimas artificiales, preferiblemente con el hialuronato de sodio (ácido hialurónico) que evita que se evapore de manera más rápida la lágrima y la colocación de tapones de colágeno en la vía lagrimal.

Por el contrario con el ojo alérgico, se trata de evitar, en la medida de lo posible, el contacto con el exterior e incluso ventanas cerradas y uso de aire acondicionado para evitar el contacto con el agente causante de la reacción alérgica.

Generalmente va acompañado de estornudos y rinitis, y en algunos casos secreción y foto sensibilidad. Con lo cual en este caso, es fácil hacer un diagnóstico diferencial entre un ojo seco y alérgico. El tratamiento es sencillo a base de colirios antihistamínicos e incluso lagrima para limpiar el ojo y así facilitar la eliminación del agente alérgeno.

Se trata de dos afectaciones que no resultan graves, pero son las que más consultas se realizan en oftalmología.