Entre los 40 y los 50 años de edad aproximadamente hace su aparición la presbicia o vista cansada. Es uno de los problemas visuales más frecuentes en esta edad. Antes de saber cómo corregir la presbicia (vista cansada) debemos conocer qué es para así identificarnos mejor con los síntomas y decidir si queremos realizarnos la operación de vista cansada..

Vista cansada: ¿qué es?

La presbicia o vista cansada se define como la pérdida de la visión de cerca que aparece con la edad y es independiente de la existencia de graduación de lejos. Produce dificultad para enfocar los objetos cercanos y lentitud para los cambios de distancia lejos-cerca. De forma natural intentamos compensarla estirando los brazos, buscando mejor iluminación, etc., pero al final produce una dependencia de una gafa específica para cerca.

La presbicia no está considerada como una enfermedad, ya que afecta a todas las personas y no se conoce, hoy en día, como prevenirla ni evitarla.

“Cerca del 65% de la población española mayor de 45 años padece vista cansada, un porcentaje que aumenta con la edad.”

Vista cansada: tipos de cirugía

En Clínica Oftalmológica Coro utilizamos 2 procedimientos quirúrgicos u operaciones para la eliminación de la presbicia o vista cansada:

  • operación con la implantación de una lente intraocular trifocal de última generación
  • operación con cirugía láser – Monovisión o visión combinada.

Antes del procedimiento quirúrgico primero se realizara un estudio preoperatorio completo para que el equipo médico valore su caso y establezca junto con el paciente el tipo de cirugía más adecuado obedeciendo a sus necesidades visuales.

Una vez que el cirujano tenga los resultados de dichas pruebas si todo es correcto, se programaría la intervención. En el caso de la cirugía con lente intraocular, se opera un día un ojo y el otro a la semana aproximadamente y la cirugía con láser se operan los 2 ojos a la vez. Ambas operaciones se realizan con un equipo 100% profesional.

Cirugía de vista cansada con Lente Intraocular Trifocal

La cirugía de presbicia o vista cansada es similar a la de las cataratas. Es una cirugía mediante la cual se sustituye el cristalino del ojo y en su lugar se implanta una lente trifocal, con esta lente se puede ver a las distancias de lejos, intermedia y cerca con los dos ojos a la vez. El procedimiento es ambulatorio y tiene una duración aproximada de entre 20 y 30 minutos por ojo. Con esta intervención se corrige la graduación del paciente permanentemente, es definitiva y se elimina la posibilidad de la catarata.

El diseño de las lentes trifocales permite una corrección de la visión lo más similar a la de su cristalino natural. Permiten cierto tipo de acomodación para que las imágenes colocadas a diferentes distancias (cercana, lejana e intermedia) se vean con claridad.

Cirugía de vista cansada con Láser – MONOVISION o VISIÓN COMBINADA

Se realiza con la técnica Lasik, pero con este tipo de cirugía se corrige un ojo para lejos y el otro para cerca. Es un procedimiento ambulatorio que dura aproximadamente unos 10 minutos por ojo.

Para llevarla a cabo es necesario hacer una serie de pruebas con las que veremos si se tolera este tipo de visión, pues el cerebro tiene que ser capaz de asumir que con el ojo de lejos no puede ver de cerca y al contrario, por lo que no todo las personas pueden realizarse este tipo de cirugía.

Como los dos ojos deben trabajar juntos para enfocar objetos, la Monovisión puede interferir en cierta manera con la percepción de profundidad. Por eso, es IMPRESCINDIBLE que las pruebas realizadas sean positivas, es muy normal que se haga una Monovisión al paciente primero con unas lentes de contacto para asegurarnos que es un paciente idóneo para este tipo de cirugía.

En Clínica Coro recomendamos las lentes trifocales para la operación de la vista cansada por ser la opción quirúrgica con la que se recupera un rango de visión más óptimo en todas las distancias. Esta opción está probada y garantiza una gran calidad de visión y una total satisfacción de los pacientes.

En la actualidad, gracias a las técnicas más avanzadas, la operación para la eliminación de la presbicia o vista cansada es muy eficaz y segura, y permite al paciente no depender de sus gafas de cerca en la mayoría de los casos.