requisitos operacion vista cansada

¿Qué es la vista cansada?

La presbicia o comúnmente llamada vista cansada es uno de los errores de refracción o trastorno ocular más comunes que aparece a partir de los 45 años y que está en continuo desarrollo, debido al envejecimiento de la población en España y al crecimiento de la esperanza de vida. Según los diferentes estudios en 10 años casi el 50% de los españoles sufrirá de vista cansada.

Síntomas de la vista cansada

El principal síntoma de la presbicia es la dificultad para ver de cerca. Su aparición se debe a que con la edad disminuye la capacidad de acomodación de la lente natural del ojo llamado cristalino que es el que realiza automáticamente la acomodación o para entenderlo mejor el enfoque del ojo a cualquier distancia. Otros síntomas identificativos son, por ejemplo, la dificultad de leer en espacios con poca iluminación, cansancio visual, dolor de cabeza tras largas jornadas trabajando con ordenador…

Cuándo aparece la vista cansada

La vista cansada aparece indistintamente en pacientes miopes o hipermétropes aunque se manifiesta antes en estos últimos, sobre todo si la hipermetropía no ha sido tratada. Otras causas que pueden aumentar la vista cansada son la diabetes, la anemia o el consumo de algunos medicamentos. La edad de aparición de la presbicia depende de muchos factores. Por ejemplo en el caso de los miopes bajos suele retrasarse ya que compensan la presbicia con la miopía. Es por este motivo por el que los miopes a partir de los 45 años ven mejor de cerca sin las gafas que con ellas. Los hipermétropes como ya de por si ven mal cerca, este síntoma se agudiza más a partir de los 45 años con la vista cansada.

Los oftalmólogos avisan de que la presbicia, al igual que las cataratas, está asociada al envejecimiento natural de nuestros ojos (los músculos que sujetan la lente del ojo pierden flexibilidad) y por lo tanto es un problema que no se puede prevenir. La única solución definitiva que existe actualmente para la eliminación de la vista cansada es el tratamiento quirúrgico.

Cabe recalcar entonces que la vista cansada no es una enfermedad que por casualidad pueda afectar a unas u otras personas, sino que es un desarrollo normal que terminara afectando al 100% de las personas.

Operación de vista cansada

En Clínica Oftalmológica Coro empleamos dos tipos de cirugías para la eliminación definitiva de la presbicia o vista cansada:

  • Operación con la implantación de una lente intraocular trifocal de última generación: La cirugía con lente intraocular trifocal está indicada para pacientes mayores de 50 años con vista cansada que no presenten ninguna anomalía. Se desaconseja en pacientes con defectos en la córnea o retinianos y conductores nocturnos. Es la misma cirugía que se utiliza para la eliminación de las cataratas. En esta cirugía se sustituye el cristalino del ojo y en su lugar se implanta una lente trifocal que sustituirá las funciones del cristalino. En esta operación se usa un bisturí que realiza una mínima incisión que no requiere hospitalización (la cirugía es ambulatoria) y que permite al paciente irse a casa por su propio pie. Dura entre 20 y 30 minutos por ojo. En la misma intervención se corrige la graduación del paciente, es definitiva y se elimina la posibilidad de la catarata.
  • Operación con cirugía láser – Monovisión o visión combinada: se recomienda para pacientes jóvenes présbitas siempre y cuando su cerebro se adapte a esa situación, por eso es muy importante el estudio previo. Se desaconseja en pacientes mayores de 50 años. El inconveniente de esta cirugía es que no frena el avance de la presbicia, ya que aquí no se toca el cristalino (responsable del enfoque). Por lo tanto no es una cirugía definitiva. Se realiza con la técnica Lasik, pero con este tipo de cirugía se corrige un ojo para lejos y el otro para cerca. Dura unos 10 minutos por ojo. Se precisan una serie de pruebas para realizar este tipo de intervención ya que debemos comprobar si el paciente tolera este tipo de visión. Aunque al principio no se entienda, el cerebro es capaz de compensar la discordancia visual que puede producir esta solución, pero el cerebro tiene que ser capaz de asumir que con el ojo de lejos no puede ver de cerca y al contrario, por lo que no todo las personas pueden realizarse este tipo de cirugía.

En cualquiera de los dos procedimientos quirúrgicos en primer lugar se realizara un estudio preoperatorio completo para que el paciente valore junto con el equipo médico el tratamiento más conveniente según sus necesidades visuales.

Los requisitos básicos que debe reunir un buen candidato para realizarse la cirugía de vista cansada en cualquiera de los procedimientos son:

  • Ser mayor de 45-50 años.
  • Tener presbicia, es decir, lo que habitualmente se llama vista cansada.
  • No tener problemas de retina.
  • No padecer ninguna enfermedad ocular grave.
  • No padecer un grado severo de ojo seco.
  • No tomar medicación que contraindique la cirugía.
  • Tener una analítica y un electrocardiograma sin anomalías.

En Clínica Coro aconsejamos la cirugía con lentes trifocales para las personas que padecen vista cansada por ser el tratamiento quirúrgico con el que se logra un rango de visión más óptimo en todas las distancias y por ser una cirugía definitiva eliminando así la posibilidad de la catarata. La elección de este procedimiento permite una satisfacción total en el paciente y le asegura una visión de gran calidad. Estamos viviendo en la era de la tecnología más avanzada que nos permite gracias a sus nuevas técnicas realizar la cirugía de vista cansada de una manera más eficaz y segura, concediendo al paciente eliminar de su día a día la dependencia de sus gafas de cerca en la mayoría de los casos.