Problemas de visión más habituales

Hay diferentes defectos visuales que son muy habituales y que afectan al complejo funcionamiento de la visión. No hay una edad específica en la que puedan producirse, y son los motivos más habituales por las que se prescribe la utilización de gafas o lentillas.

Problemas de visión

Miopía

Es un defecto que impide a una persona ver correctamente los objetos cercanos, pero no así los objetos lejanos. Los rayos que vienen del infinito convergen antes de retina.

Hipermetropía

Es debida casi siempre a que el ojo es muy corto en su eje antero-posterior. Y los rayos que vienen del infinito convergen detrás de retina.

Astigmatismo

Es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos. Generalmente se debe a una alteración en la curvatura anterior de la córnea y afecta tanto en lejos como en cerca

Una vez que nos vamos haciendo mayores el cristalino empieza a perder su transparencia y capacidad acomodativa dando lugar a los siguientes problemas visuales:

Presbicia o Vista cansada

Es una perdida visual incipiente de la visión cercana. Aparece alrededor de  los 40 y los 50 años de edad,  dificulta el enfoque de los objetos cercanos y ralentiza la variación de distancias entre cerca-lejos. Es normal intentar alejar los objetos con los brazos, buscar una buena iluminación, para poder verlos con claridad, pero al final se necesitara  una gafa de cerca.

Cataratas

El cristalino pierde la capacidad de enfoque con precisión y nitidez de los objetos lejanos y su transparencia. El paciente es incapaz de ver objetos lejanos con claridad sobre todo de noche y con poca iluminación. Todo esto se convierte en una muy mala calidad de visión.

Si sufre cualquier de estos problemas visuales, no se preocupe, todos ellos con el tratamiento más adecuado pueden solucionarse y así poder tener una visión clara y nítida de nuevo.