Proteger los ojos de las pantallas

Defiende la salud ocular de tus ojos: Métodos para disminuir la Exposición a la Luz Azul de las Pantallas electrónicas.

Actualmente vivimos en el periodo llamado era de las tecnologías de la información y la comunicación o más comúnmente conocido era digital. Pasamos una gran cantidad de tiempo delante de dispositivos electrónicos con pantallas como el móvil, Tablet, ordenadores y televisiones. Esto hace que adquiramos hábitos inadecuados con respecto a nuestra salud ocular, que conllevan molestias oculares que van desde el cansancio visual a trastornos oculares más graves a lo largo del tiempo.
En esta publicación, vamos a analizar cómo ayudar a nuestra salud ocular con algunas recomendaciones enfocadas a la protección y disminución de la fatiga visual como consecuencia de la exposición a la luz azul y así poder disfrutar de las tecnologías de la información y la comunicación de hoy en día.

¿Qué es la luz azul y de qué manera puede afectar a nuestros ojos?

La luz azul es una parte del espectro de luz visible producida por el sol y por luz artificial como las bombillas LED o aparatos electrónicos con pantalla digitales como los móviles o tablet. Esta luz azul perjudica directamente a la retina ya que el cristalino y la córnea no son capaces de obstaculizarla o reflejarla. La luz del sol ayuda normalizar y regular las fases del sueño pero la sobrexposición de nuestros ojos a luz azul de las pantallas digitales puede tener efectos negativos en nuestra salud ocular como por ejemplo fatiga ocular, ojo seco, alteraciones en el descanso nocturno y posibles degeneraciones oculares.

Recomendaciones para proteger tus ojos de las pantallas

Hoy en día existen filtros especializados para todo tipo de pantallas y aparatos digitales que disminuyen de una manera eficaz la exposición a la luz azul. Su diseño totalmente pensado para el bloqueo y filtrado de la luz azul, facilita no solo nuestro bienestar visual si no que facilita el descenso de la fatiga ocular. Las nuevas actualizaciones de muchos dispositivos incluso incorporan sus propias aplicaciones para la activación de los filtros de luz azul lo que es muy interesante y beneficioso sobre todo por la noche antes de irnos a dormir, ya que la luz azul es capaz de obstaculizar nuestras horas de sueño.

En el mercado óptico hay infinidad de tipos de gafas con diferentes filtros. Existen unas gafas específicas que llevan incorporado un filtro de luz azul y que pueden ser muy útiles y beneficiosas, ya que su diseño en particular minimiza la fatiga ocular y protege de las consecuencias negativas de la sobreexposición dado que la bloquean y filtran la luz. Este tipo de gafas, idóneas para un buen mantenimiento de la salud ocular, son muy convenientes para las personas que pasan largas horas por su trabajo delante de pantallas, a lo largo del tiempo.

Debemos intentar ayudar a la relajación de la musculatura de los ojos y así disminuir la fatiga visual. En esto juegan un papel muy importante los descansos regulares que hagamos de nuestros ojos frente a las pantallas durante espacios prolongados de tiempo. Los expertos en oftalmología recomiendan la regla 20-20-20 consistente en retirar la mirada de las pantallas cada 20 minutos y mirar durante 20 segundos algún objeto que se encuentre a unos 20 metros.

Todas las pantallas vienen configuradas por defecto con ciertos parámetros, pero si ajustamos el brillo y los balances de blancos adecuadamente, esta simple acción, puede ser muy efectiva para proteger y reducir la proporción de luz azul que las pantallas emiten a nuestros ojos. Con estos sencillos ajustes obtendremos una experiencia visual mucho más confortable.

A parte de todas las anteriores recomendaciones descritas para disminuir la exposición a la luz azul, es esencial conservar en la medida de lo posible una adecuada higiene ocular en líneas generales. Los factores más importantes en este sentido son: mantener un parpadeo periódico para que nuestros ojos conserven una adecuada lubricación, en nuestro día a día sobretodo en el entorno de trabajo debemos mantener una buena iluminación para disminuir los contrastes entre las pantallas y el ambiente de nuestro lugar de trabajo e intentar rebajar el esfuerzo visual manteniendo la distancia conveniente entre nuestros ojos y las pantallas digitales.

Conclusión

La protección que podemos ofrecer a nuestros ojos frente a la luz azul trasmitida a través de pantallas digitales es esencial para seguir manteniendo una adecuada salud visual en estos tiempos informatizados. Con todas las recomendaciones enfocadas a la protección anteriormente mencionadas, podremos mitigar las consecuencias negativas y adversas debidas a la sobreexposición a la luz azul y así proteger nuestra salud ocular y evitar la fatiga ocular. Debemos pensar que tener una buena salud visual es lo primordial para gozar de la mejor manera posible de los adelantos tecnológicos de una forma adecuada y segura a lo largo del tiempo.

Todas las posibles alteraciones o señales descritas en el anterior post son exclusivamente para referencia general y no están detallados todos los síntomas referidos. Si notamos algún signo de padecer alguna patología de carácter visual, la recomendación es consultar con el oftalmólogo.