Ojo Vago

Qué es el Ojo Vago: síntomas en niños y adultos, diagnóstico y tratamientos.

La ambliopía, popularmente llamada Ojo Vago, afecta tanto a niños como a adultos y es considerada una patología ocular muy frecuente. Este trastorno afecta a la capacidad visual de la persona, y como tiene su origen en la infancia, si no se diagnostica y se trata adecuadamente permanecerá en la edad adulta pudiendo tener efectos importantes en la visión y por consecuencia en la calidad de vida de la persona. En el siguiente post, analizaremos detalladamente todo lo relacionado con el Ojo Vago, sus  síntomas, el diagnóstico y los tratamientos.

¿Qué es el Ojo Vago?

El Ojo Vago comienza en la niñez. Es la reducción y falta de desarrollo de la capacidad visual en uno o en ambos ojos debido al no uso durante la fase de aprendizaje en este periodo. Esto sucede porque uno de los ojos no obtiene una estimulación visual apropiada y el funcionamiento conjunto del cerebro y el ojo falla, lo que hace que el cerebro beneficie la visión del otro ojo. Esto conlleva a un mal desarrollo del ojo afectado y la consiguiente disminución y borrosidad de la visión.

Síntomas del Ojo Vago

Síntomas en Niños
Los síntomas del ojo vago son diferentes en cada persona pero en el caso de los niños entre los síntomas más habituales podemos incluir:

Desviación Ocular: estrabismo, desviación de un ojo hacia fuera o hacia dentro.

Dificultad para Enfocar: dificultades para enfocar objetos con el ojo que el niño tiene afectado.

Visión Borrosa: el ojo afectado tiene una visión borrosa o menos nítida si lo equiparas con el otro ojo.

Frotarse los Ojos: los niños sienten malestar visual y se frotan los ojos frecuentemente.

Pérdida de Profundidad Visual: debido a la carencia de coordinación entre los ojos la percepción de la profundidad se ve comprometida.

Una detección precoz en edades más cortas es esencial para poder pautar el tratamiento más adecuado y eficaz previniendo así posibles complicaciones prolongadas en el tiempo.

Síntomas en Adultos
Teniendo en cuenta que el Ojo Vago es más común en los niños debemos saber que los adultos también se pueden ver afectados por esta dolencia, particularmente si esta no fue tratada apropiadamente en edades tempranas. Los síntomas en adultos pueden incluir:

Visión Borrosa o Deteriorada: la visión de uno de los ojos puede permanecer continuamente borrosa o menos clara y precisa que en el otro.

Fatiga Visual: en edad más adulta se puede sufrir fatiga visual más rápidamente utilizando el ojo afectado.

Dificultad para Realizar Tareas Visuales: puede resultar más complicado realizar tareas como leer o conducir ya que precisan de la visión binocular.

Dolores de Cabeza: la tensión ocular provocada por un sobreesfuerzo añadido del ojo afectado, puede causar dolores de cabeza habituales.

En adultos, es esencial acudir al especialista si se experimentan cualquiera de los síntomas anteriormente expuestos para poder obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento apropiado para nuestro caso.

Diagnóstico

Para poder hacer un diagnóstico de ojo vago es preciso realizar una exploración ocular completa con el oftalmólogo. Se deben realizar exámenes específicos para la detección de la ambliopía, así como pruebas de agudeza visual y de refracción y un reconocimiento general de la salud ocular.

Tratamientos para el Ojo Vago

Una vez diagnosticado, el tratamiento del ojo vago conlleva una combinación diferente de opciones de tratamiento. El equipo de especialista determinara que combinaciones de tratamiento son las más adecuadas en cada caso, teniendo en cuenta las condiciones del paciente y otros problemas de salud que indiquen al especialista que opciones pueden actuar mejor. Entre las diferentes opciones se encuentran:

La corrección con gafas o lentillas de los defectos de refracción como son la miopía, hipermetropía o astigmatismo, puede contribuir a la mejora de la visión en el ojo afectado.

Para beneficiar la visión en el ojo afectado, en ciertos casos, se puede prescribir atropina que son gotas oculares que dilatan la pupila.

Este tipo de procedimiento conlleva la aplicación de un parche en el ojo para estimular la utilización del ojo afectado e impulsar su desarrollo visual para fomentar el uso del ojo afectado y estimular su evolución visual.

Es un método muy útil basado en ejercicios determinados establecidos para el fortalecimiento de los músculos oculares y el restablecimiento en la coordinación entre los dos ojos, particularmente en cuestiones asociadas al estrabismo.

Cuando las diferentes de opciones de tratamiento no son eficaces o en circunstancias más graves, la opción de la cirugía puede ser una alternativa para la corrección del estrabismo o alguna otra irregularidad ocular.

La detección precoz y un tratamiento adecuado son esenciales para la obtención de buenos resultados en el tratamiento de ojo seco. Por esta razón, es aconsejable que los niños realicen revisiones oculares periódicas desde que son pequeños y que los adultos acudan al especialista si notan alguna variación o cambio en la visión.

Conclusión

Concluimos entonces que el Ojo Vago es una afección ocular que puede afectar tanto a niños como a adultos, pero que es factible mejorar la visión e incluso prevenir posibles problemas a largo plazo con un diagnóstico y tratamientos oportunos. Acudir al especialista en caso de identificar cualquier síntoma es muy importante en el caso de esta condición, ya que los pacientes podrán tener ocasión de mejorar su a calidad de vida disfrutando así de una visión nítida y saludable, gracias a las alternativas de tratamiento indicadas para cada caso.

Todas las posibles alteraciones o señales descritas en el anterior post son exclusivamente para referencia general y no están detallados todos los síntomas referidos. Si notamos algún signo de padecer alguna patología de carácter visual, la recomendación es consultar con el oftalmólogo.